La cirugía estética de mamas se realiza siempre en una clínica. El Centro Médico del dr. Julián Urbano utiliza las instalaciones de la Clínica USP Sagrado Corazón de Sevilla.

Existen diversos tipos de cirugía de la mama en función de los resultados deseados. Los procedimiento más comunes son el aumento de pecho; la reducción de pecho y la elevación de pecho con o sin aumento.

Asimismo, también pueden tratarse alteraciones del desarrollo de la mama como las mamas tuberosas o la asimetría mamaria.

AUMENTO DE PECHO.

El aumento de pecho es un procedimiento quirúrgico, también llamado técnicamente mamoplastia de aumento, que consiste en la colocación, en el interior de las mamas, de unas prótesis o implantes con el fin de aumentar su volumen y mejorar su forma.


Indicaciones de esta técnica quirúrgica:

  • En mujeres que piensan que sus pechos son demasiado pequeños.
  • Para corregir la reducción del pecho que se produce a veces tras el embarazo, en que éste puede quedar caído y vacío. O tras pérdidas de peso importantes.
  • También está indicado cuando se quiere compensar la diferencia de tamaño entre las mamas, en casos de asimetría mamaria.
  • Para la reconstrucción tras la extirpación quirúrgica de la mama por enfermedad. En estos casos, puede ser necesario utilizar tejidos del propio organismo (del abdomen o de la espalda) en vez de o además de la prótesis, para conseguir la nueva mama.
  • En situaciones de cambio de sexo.

Personas idóneas para someterse a un aumento de pecho.

Las pacientes más adecuadas para someterse a una intervención de aumento de pecho son las personas sanas física y psicológicamente, que comprenden los resultados que se pueden obtener tras la cirugía. Deben saber que, aunque no hay riesgo de que la intervención altere futuros embarazos, sí puede alterarse la forma del pecho por los cambios de peso o los embarazos. En algunas ocasiones, como en las mamas tuberosas, se puede alterar la lactación.

¿Qué tipos de prótesis de mama hay?.

Existen varios tipos de prótesis de mama. Las más utilizadas hoy en día son las compuestas por una cubierta de silicona sólida, muy resistente y compuesta por varias microcapas, y un contenido de gel de silicona de cohesividad variable, con una textura y consistencia lo más parecida posible al tejido natural. Vienen de fábrica estériles, rellenas y selladas. El gel de silicona cohesivo hace que en caso de rotura de la cubierta, no se derrame ni salga de la prótesis.

Las prótesis de suero fisiológico no se suelen emplear hoy en día porque tienden a perder volumen, aunque hay algunos doctores que las siguen utilizando.

En cuanto a la superficie, hay prótesis de mama de textura lisa y rugosa. Hoy en día, se emplean sobre todo las rugosas, debido a su menor incidencia de contractura capsular.

En cuanto a la forma, las hay redondas o anatómicas. Estas últimas suelen usarse en casos de mamas muy pequeñas y sin forma. Rellenan ambos polos de las mamas de una forma más natural. Las prótesis vienen en varios tamaños y proyecciones. Se suele emplear una proyección alta, pero depende de los casos.

Planificación
del aumento de mamas Sevilla.

En la primera consulta, recibirá información sobre la intervención, se realizará la historia clínica, evaluando el tamaño y la forma de los pechos, la firmeza de la piel y su estado general de salud. Es importante que diga si padece alguna enfermedad importante, si es fumadora, si toma alguna medicación, si es alérgica a algún medicamento o producto, y el número de embarazos previos. Las operaciones sobre las mamas, el cáncer de mama familiar y las infecciones de las mamas son importantes a tener en cuenta.

Se le explicará qué resultados pueden obtenerse y qué técnica quirúrgica es la más adecuada para usted. Es importante que comunique cuáles son sus expectativas, para que se le pueda explicar si se pueden cumplir o si hay limitaciones a las mismas.

Asimismo se le informará sobre el coste de la intervención, y la forma de pago. El aumento de pecho con fines estéticos no está cubierto por la Seguridad Social ni por las compañías de seguros médicos privados. Pero sí lo está la corrección de una asimetría mamaria importante y la reconstrucción tras la cirugía por tumores de mama.

Se le darán instrucciones acerca de cómo prepararse para la cirugía. Es preciso realizar un estudio preoperatorio, que incluye un análisis de sangre y un electrocardiograma y la visita a una consulta de preanestesia. Es importante que cuente con algún familiar o acompañante que pueda llevarle a casa cuando se le dé el alta, y que, en caso necesario, pueda ayudarle un par de días. Deberá cumplir con ayuno de comida y bebida durante las 8 horas anteriores a la intervención.

Si es fumadora, es altamente recomendable que no fume durante el período que va de las 3 semanas antes a las 3 semanas después de la intervención.

La cirugía estética de aumento de pecho se realiza en un quirófano, dentro de una clínica. Es preciso el ingreso para el postoperatorio inmediato, pudiendo darse el alta unas horas más tarde o, en caso de precisarlo, al día siguiente.

La cirugía de aumento de pecho se realiza bajo anestesia local y sedación, permaneciendo la paciente dormida durante la operación.

La cirugía estética de aumento de pecho consiste en la colocación, en el interior del mismo, de unas prótesis con el fin de aumentar su volumen y mejorar su forma.

Para ello se realiza una pequeña incisión que se coloca alrededor de la areola del pezón por su parte inferior. También es posible realizarla en el surco bajo el pecho o en la axila. La incisión se diseña para que la cicatriz resultante sea lo menos visible posible. A través de esta incisión se levanta el tejido mamario, se crea un bolsillo y se coloca la prótesis, directamente bajo la glándula mamaria o, preferiblemente, bajo el músculo pectoral.

No es necesario dejar drenajes. Se cubre con un apósito que se retira en unos días. El procedimiento dura entre 1 y 2 horas.

Postoperatorio de la cirugía
de aumento de pecho.

Tras la cirugía de aumento de pecho es normal encontrarse con molestias en el pecho durante unos días. Deberá tomar la medicación que se le prescribirá, que consiste en un antibiótico, para prevenir infecciones, y en calmantes, para combatir las molestias y estar lo más confortable posible durante ese tiempo. Durante los 3 o 4 primeros días del postoperatorio de la cirugía de aumento de pecho, las molestias son mayores, y harán que precise reposo, sobre todo en cuanto al movimiento de los brazos, aunque sí puede caminar. Después de ese tiempo, podrá hacer vida casi normal, aunque tendrá molestias durante un par de semanas, y precisará baja laboral durante ese tiempo si su trabajo requiere el movimiento de los brazos o realizar esfuerzos con los mismos. Los vendajes se retiran a los 2 días tras la intervención. A partir de esa primera cura, podrá ducharse y después curar las incisiones con un desinfectante y gasas limpias. El sujetador deberá llevarse, incluso para dormir, durante 15 días. Después de ese tiempo, puede utilizar sujetadores con aros, y a dormir sin sujetador alguno. Debería en alguna ocasión no usar sujetadores dejando el pecho suelto.

Es normal que presente moratones en los pechos, sobre todo en la parte lateral, y que tenga sensación anómala en los pezones. Todo ello se irá resolviendo con los días. La sutura, que es de papel se retira a la semana.

Las cicatrices estarán rosadas de aspecto, y duras al tacto, durante varias semanas o meses, dependiendo de la forma de cicatrizar de cada paciente. Irán mejorando progresivamente, para convertirse finalmente en líneas blancas muy poco visibles. Es preciso aplicar protección solar (cremas de 50+, que venden en farmacias) sobre las cicatrices si se va a tomar el sol antes de que éstas estén completamente blancas. De lo contrario, pueden pigmentarse, es decir, oscurecerse, y quedar así demasiado visibles.

En caso de usar prótesis redondas microtexturizadas se prescriben masajes, con ello se consigue que la forma definitiva de los pechos se logre antes, y que se mantengan blandos y naturales mucho tiempo. Si se usan prótesis redondas macrotexturizadas, están contraindicados los masajes.

Hay que señalar que, al principio, las mamas no tienen la forma ni el tamaño que tendrán después: suelen estar muy altas y separadas, debido a la tirantez de la piel y del músculo, que están adaptados a un tamaño menor. Y la inflamación hace que parezcan mayores. Progresivamente los tejidos ceden, y se ve día a día como los pechos cambian y adquieren su forma y su tamaño definitivos.

La sensibilidad en los pezones puede disminuir tras la operación. De ser así, suele ser algo transitorio, aunque la recuperación total de la misma puede llevar varios meses, y acompañarse en algunos casos de períodos de sensibilidad anómala o incluso aumentada (al roce, por ejemplo).

Resultados de la cirugía de aumento de pecho

Los resultados tras un aumento de pecho suelen ser muy gratos para la paciente. Las revisiones periódicas por su cirujano plástico, asegurarán que cualquier complicación pueda ser detectada a tiempo y solucionada. Es importante saber que la forma y el tamaño de los pechos previo a la cirugía pueden influir tanto en el tratamiento recomendado como en el resultado final. Si las mamas no tienen el mismo tamaño o forma antes de la cirugía, es poco probable que sean completamente simétricas después.

En algunas pacientes, sobre todo si son delgadas, y sobre todo, en los casos de colocación subglandular del implante, pueden palparse arrugas y pliegues del mismo debajo de la piel. Esto es normal, y no supone alteración alguna.

Galería

Contacto

Contacte con nosotros y estaremos encantados de resolver cualquier tipo de duda que tenga respecto al tratamiento o intervención.